proyecto ABP de estudiantes

Un sueño y una vida

Sergio Garcia, Laura Barquín, David Iglesias, Izan Crespo

0 46

Ubicado en Santillana del Mar, una villa de Cantabria, abrió sus puertas hace ya 40 años. Tuvimos la oportunidad de pasar una tarde con su fundador, Jose Ignacio Pardo De Santayana, y realizarle algunas preguntas. Cuando le preguntamos cómo se define el mismo nos contesta que hay quien dice que es un entusiasta, un loco, pero que es una persona a la que le encanta la naturaleza, desde niño su padre le transmitió la afición de tener animales hasta que llegó a cumplir lo que el definió como sueño, tener un zoo en Santillana, hoy 40 años después ese sueño sigue vigente. Nos deja impresionados saber que el abandonó la ingeniería por el cuidado animal, le preguntamos el motivo y nos dice que, a pesar de que el ejercía la docencia en la facultad de ingeniería con gran satisfacción, observó que necesitaba hacer más hincapié en el zoo, que era su auténtico centro de atención. Nos cuenta una anécdota ocurrida durante ese tiempo, una hembra de ciervo se había roto una pata,  no pudo atenderla y al día siguiente tuvo que sacrificarla, pues en ese momento él se debía su trabajo en el aula.

Para decidir si seguir en esa situación o abandonar la ingeniería se propuso alcanzar 60.000 visitantes en un año, lo consiguió. ¿Y a que obstáculos se enfrenta Jose Ignacio Pardo De Santayana para abrir su querido zoo? Entre ellos una catastrófica y aparatosa inundación el día de la inauguración aquellos hechos se cobraron 35 animales, en ese tiempo él debía al banco tres millones de pesetas por lo que se puso a limpiar y reacondicionar el zoo, una semana después abrieron sus puertas. Nos explica que la gente no comprende los zoológicos `Creen que los animales que están dentro no cumplen ninguna misión y que es mejor que estén libres pero esas personas, cuando llegaron los lobos árticos por ejemplo, ponen algo así como `Pobres animales presos entre rejas´.

Lo que no saben es que el perro que ellos tienen en su pequeño piso , que llevan a todas partes atado con la correa si no es vestido con alguna prenda no es más que la adaptación de los lobos del zoo a la vida humana, aunque por el camino se haya perdido su estatura o su instinto. Tampoco entienden que la cautividad sea lo que haya hecho que exista la ganadería, además de permitir evitar la desaparición de las especies de hecho las hay que si no fuera por los zoos se hubieran extinguido. Aquí cuando se ha escapado un animal no se ha ido, se ha quedado por aquí y después vuelve a entrar y tan contento, porque es su casa y su familia.´ Teniendo a Cabárceno como competidor que un zoo que es bastante más pequeño sobreviva es algo casi anecdótico, teniendo en cuenta que Cabárceno está bastante más masificado, cuando le cuestionamos acerca de cómo ha conseguido sobrevivir frente a Cabárceno nos da algunos datos, por ejemplo, y comparando, nos dice que `Cabárceno tiene nada más y nada menos que 86 señales de tráfico, que La empresa responsable, Cantur, recibe hasta ocho millones de euros de subvención, a nosotros cuando nos han dado algo, rara vez, han sido 1.000 euros, y nuestros gastos son de, aproximadamente ocho veces más, además Cabárceno está apoyado por el gobierno, mientras que nosotros somos totalmente independientes.

 

 

La llegada de Cabárceno se ha traducido en la perdida de unos 70.000 visitantes al año, pues a la gente les llama más la atención lo grande.

Actualmente –prosigue- nos estamos recuperando de forma gradual, debido a que la gente se va dando cuenta que aquí hay más especies, se ven más de cerca, además allí siempre ves li típico de otros zoos, sobretodo cosas grandes, mientras que aquí hay más variedad.

A lo largo de su historia el zoo, como casi todo negocio, ha pasado por momentos críticos, nos relata que un año llegó una semana santa muy lluviosa además de un verano muy raro, sumado a la crisis, en ese momento vio peligrar el zoo, no le gustaría morirse, pero morirse y desde donde esté, contemplar como el zoo se va a la quiebra y a su desaparición, le cabrearía aún más.

 

Por el contrario, los momentos más fáciles son aquellos en los que hace buen tiempo, en especial si coincide con vacaciones, pues eso hace que el zoo sea más rentable y permite tenerle en mejores condiciones, nos menciona que cuando consiguieron los orangutanes de Sumatra o logran tener nuevas especies, también son momentos fáciles.

Lo más duro de estos años ha sido la incomprensión de las autoridades regionales y el egoísmo de los políticos, que cuando tienen un negocio lo hacen triunfar aunque sea llevándose por el camino otros proyectos.

Se intuye en todo momento su gran dedicación por el zoo y, como esperábamos, no está dispuesto a abandonarlo hasta que no tenga otro remedio , pues tiene su genética repartida en cada centímetro de zoo en forma de sudor, puede pasarse unos días de vacaciones, pero a los 3 días, ya hecha de menos su querido zoo.

Viendo las extensas explicaciones que nos propicia a lo largo del trayecto por el icónico lugar, no podemos dejar perder la posibilidad de preguntarle por aquello que más gratificación le da, si los programas de conservación y reproducción o el trabajo en el ámbito escolar. El pasa el día dando clase, pues cuando camina por el zoo y ve a niños niñas o familias se para y les explica, en especial de las mariposas, de ahí que sea más gratificante lo relacionado con el ámbito escolar, sin embargo, los programas de reproducción y conservación son también una parte muy gratificante.

Le interpelamos acerca del interés en las especies en peligros de extinción, Son esas labores –Nos contesta- las que justifican un zoo, tanto in-situ como ex-situ. También están por razones educativas, nosotros recibimos universitarios para realizar prácticas y ampliar sus conocimientos, es ahí donde las especies en peligro de extinción más ayudan, pues al ser más raras siempre despiertan el interés por su estudio.

 

 

La reproducción del leopardo de Sri Lanka en cautividad ha sido novedad, aunque no única, por parte del zoo de Santillana. Los secretos tras este evento son principalmente hacer que los animales se sientan tranquilos pues si están estresados no van a reproducirse, les dan un lugar tranquilo y comida, lo que les da pie a la reproducción, simular los hábitats naturales para cada especie con toda la precisión posible es un elemento de gran ayuda.

Nos preguntamos cómo funciona el EEP (Programa Europeo de Especies en Peligro) y que méritos obtiene el zoo por aderirse a él. Este programa se inventó hace más de 30 años, cuando se enteraron de su existencia, lo primero que hicieron fue traer los tigres de Sumatra, este método se basa en la existencia de un comité internacional que controlan las especies estén donde estén por lo que si a ti, como director del zoo, te ordenan mandar una especie a otro zoo tienes que hacerlo y ellos te pagan el viaje, el año pasado enviaron un león de seis años a que se reprodujera en Irlanda, es un bun programa para tener especies que de otra forma no podrías poseer, no da beneficios, pero si variación de especies.

Una vez le hemos interpelado por su pasado, tocan los planes de futuro, explicándonos que tiene familiares trabajando en el lugar interesados en continuar con el proyecto, entre ellos están pensando como dar al zoo un formato más duradero y para el futuro, le gustaría que las futuras generaciones siguieran disfrutando del zoo, que siga educando, criando especies raras…

Sobre el 40 aniversario nos comenta que hay algunos planes en marcha, de especial atención es el denominado “Bolígrafo mágico” con el que la entrada te costará cuatro euros menos, si vuelves con dicho artefacto se te entrega un bolígrafo súper-mágico, que tiene más descuento y al comer en cafetería sale tres euros más barato. Se realizará un concierto con un coro femenino el 17 de junio. También se harán otros actos y se contratará mas publicidad, para que venga mucha mas gente.

Terminadas las preguntas queda decir que lo largo de todo el recorrido que hicimos ese día por aquel lugar nos pudimos dar cuenta de que mientras Cabárceno huele a gran empresa por todas partes, el zoo que nos ocupa es mucho más familiar, cosa que siempre se agradece, también, y cayendo presa de la reiteración, es de obligada mención que su fundador, director y propietario lo disfruta y eso se refleja mucho en su persona, no tiene nada que ver la experiencia de ir allí y verlo como cualquier visitante que es muy buena, a la de verlo con la persona que más ha disfrutado de lo que ha hecho viendo como su zoo, su vida y su sueño evolucionaban en un mismo lugar, estando orgulloso de su legado, el Zoo De Santillana Del Mar.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.