proyecto ABP de estudiantes

¿Pene o vulva?

Carmen Buendia

0 186

Si Dios algún día hablara, él mismo sería su único y último verdadero profeta, los 23 se están volviendo oscuros, un poco de toxina botulínica cada domingo, desde que les oí decir -“(los niños tienen pene y las niñas tienen vulva, que no te engañen“), la actitud de mi Iglesia o cura es algo así como “rinde culto en tu cuarto” .

Y es que, seré enviada por partes: me mandarás a tu infierno, que se ha convertido en mi día a día. Enviarás mi corazón y alma de lo que siempre fui , mientras a tu cielo “lo que tu desmentías que era ;lo que querías que fuera vamos ”.

Benditos Domingos, consagrando tu palabra .

Escuchábamos palabras maquilladas tras el progresismo, que habían logrado otros discursos, que en el fondo más profundo mantenían ideologías de lo más conservadoras y nos convertían en los ciudadanos más profundamente hipócritas del Siglo XXI decíamos :

“Afirma y promueve la dignidad y los derechos de la persona y de la familia, y el valor de la vida” AMÉN .

“El bien siempre será aceptado como verdad universal”:Tras sus maquilladas palabras, esos naranjas querían ocultarnos sus anticuadas y desactualizadas ideologías, y es que, intentaban manipularnos utilizando un bien que está claro que esconde el mal .

¿Sabías que las famosas utilizan una pequeña dosis de este veneno ? PUTOS (producto de los estereotipos) ESTEREOTIPOS, del tipo “niño-pene” niña-vulva”, cada domingo y cada 23 nos emborrachamos. Autobús naranja, te pido explotar, desaparecer, por tu culpa, las calles de las ciudades principales: Estados Unidos ,Madrid ,Barcelona…. se empiezan a plagar de fanáticos ,falsos fanáticos que confunden a millones de niños y nos devuelven 1300 años atrás .

“Hazte Oír” es uno de esos “bienes” con los que unos y otros nos emborrachábamos cada Domingo .

Y es que me volví adicta a la toxina botulínica, casualmente un síntoma es querer, detener el tiempo…… y yo me obsesioné con dicha idea ,maldita toxina !!!: cada domingo moría dolorosa y retorcidamente, sus palabras me dolían no era capaz de entender como unos seguidores de Dios, habían conseguido manchar de tal forma su palabra, que con tan buena voluntad nos decía: “AMA AL PRÓJIMO COMO A TÍ MISMO”. El juego del teléfono escacharrado era real.

Angustiada con la idea, corrí hacia la tienda más cercana y compré el mejor desmaquillante que tenían, se lo derroché a esos naranjas y, en efecto, eran unos falsos profetas, que tan solo querían una vida plena, y confundidos escogieron el camino de la maldad, hoy yo soy la anteúltima en el juego , en las noticias del 23 de escuché como la asociación Hazte Oír, siguió el juego mandando a la sociedad un :“OLVIDA AL PRÓJIMO COMO A TÍ MISMO”.

Este juego se ha convertido en la lección y vivo reflejo de la que me atrevo a llamar “nueva religión” ,una religión que en un momento cometió el enorme error de arremeter contra una parte de la sociedad, de lo más vulnerable, frágil y manipulable, “un niño”, que ansioso por jugar ,acabó por convertirse en el juguete, con el que todos pecamos, haciéndole dudar, opiniones de toda clase les decían que sí, y que no eran, y que podrían ser, sentimientos de acuerdo o desacuerdo les acababan por convertir, en nuestro juguete y ellos, ellos estaban mareados, querían ser libres, corretear por el patio con sus compañeros y compañeras, sin prejuicios…

“El teléfono escacharrado se cortaba” pequeños confusos, que sin saber y por oídas repetían: los niños tienen pene y las niñas vulnerabilidad”, eso es lo que nos decían asociados de Hazte Oír en otras palabras, y también decían: nos están engañando.

Le pido que se tranquilicen, porque aquí estamos para recordarles, para que no se olviden, y es que, en el interior de nuestros cuerpos todos escondemos una parte llamada corazón.

Banderas con arco iris les recordarán “sé y deja ser”, LGTB les recordará todos los días, que aún estás a tiempo de ser y dejar ser, porque un pene o vulva hoy podrá tenerlo un niño o una niña y no deberá molestar a nadie mientras no se olvide, presionemos on no off ,cierra los ojos y abre tu mente, los niños están sufriendo acoso y con un inmenso dolor en sus corazones causado por un ambiente de odio me cuentan que preferirían morir .

Pero no por ser ellos mismos sino por el sufrimiento que implica ser ellos mismos hoy en día.

Siento esto profundamente, y me duele tanto como si me lo hicieran a mí, al fin y al cabo somos humanos cualquier persona que manipule, infravalore y ponga en duda una realidad con mensajes transhomófobos merece un toque de atención, aunque he de decirles, que también tiene derecho a ser recordado, desde hoy supongo que nadie se olvidará ni de si ni del resto.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.