proyecto ABP de estudiantes

El leve aleteo de la naturaleza

Izan Crespo

0 12

Un jardín del edén tropical rebosante de cientos de mariposas, con el único sonido del elegante aleteo de sus alas, rodea a los visitantes cuando entran en el mariposario del Zoo de Santillana, uno de los dos que hay en España. Son un total de 260 metros cuadrados dedicados a la conservación y cría de miles de mariposas de 36 especies distintas, desde la singular Greta Oto, de alas transparentes, a la exótica mariposa búho originaria del Amazonas. Además el ambiente cálido y húmedo del interior del recinto, junto con la frondosa vegetación selvática, nos permite transportarnos al trópico, haciendo así que la experiencia sea todavía más real.

 

 

Sin ninguna duda se trata de uno de los rincones más espectaculares del zoo, abierto hace veinticinco años. Este nos permite observar todo el proceso de desarrollo de la mariposa, comenzando por las orugas que infestan cualquier rincón, pasando por las delicadas crisálidas que cuelgan de ramas y hojas, Hasta las mariposas, las verdaderas protagonistas de este espacio que nos acerca a ellas desde un punto de vista casi único. A la cabeza de su cuidado se encuentra José Ignacio Pardo de Santayana, el fundador y propietario del zoo, además de una de las colecciones de mariposas más importantes de España. Heredada de su padre y custodiada en una casa adyacente, contiene no solo un número impresionante de ejemplares, si no algunos únicos por su rareza o por estar extinguidos. Por otro lado, en las paredes de la sala, se pueden observar ejemplos de la inmensa colección de mariposas ibéricas disecadas por el propio Pardo de Santayana.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.