Germán Castellanos, el médico