proyecto ABP de estudiantes

Siete años después

Mario Vara

0 109

Las grandes ideas surgen de la mano de personajes únicos, distintos e inimitables. Esta realidad nació hace ya varios años, con el único objetivo de fomentar la participación y el trabajo de los estudiantes más allá de sus libros de textos.

Sin duda, una de las grandes alegrías de estas últimas semanas ha sido la vuelta de Eolapaz.com, en su máximo esplendor. Eolapaz fue para muchos alumnos de nuestro querido colegio Nuestra Señora de la Paz de Torrelavega una oportunidad de madurar a pasos agigantados. Coincidiendo con la evolución de las nuevas tecnologías y la apertura de la educación e información a los nuevos soportes digitales, esta revista digital fue convirtiéndose en preocupación y ocupación de estudiantes de diferentes edades, que construían el referente educativo alcanzado.

No tengo más que palabras de agradecimiento por todo lo que Eolapaz me ha dado como persona y como profesional. Valores como la constancia, la perseverancia, el trabajo en equipo, el compromiso o la responsabilidad estaban presentes en cada uno de los trabajos que realizábamos en la redacción. Juntos nos reuníamos en numerosas ocasiones intentando planificar un producto de calidad. En el año 2010 lo conseguimos. Gracias al trabajo de todos mis compañeros fuimos capaces de crear ‘Enredados’, por supuesto una de mis grandes satisfacciones.

Enredados fue la culminación de una etapa maravillosa en el colegio, en mi colegio. Un periodo en donde he recibido una gran parte de lo que soy hoy en día. La victoria a nivel nacional en El País de los Estudiantes fue un premio al trabajo de varias generaciones. Unos de otros hemos ido modificando los errores y potenciando las virtudes. Un trabajo en equipo que tuvo su recompensa aquella mañana de junio en la ciudad de Madrid.

La vuelta de Eolapaz me ha recordado esa maravillosa época. Esos cientos de correos electrónicos en búsqueda de entrevistas, de proyectos que contar y de vivir una forma distinta de educación. Me siento muy orgulloso de haber formado parte de este proyecto único. Y mi gran suerte fue contar siempre con el apoyo, afecto y cariño de ese personaje irrepetible que creyó siempre en sus alumnos. Gracias Eusebio por tantas cosas.

Mario Vara
Periodista
Colegio La Paz, Torrelavega (Cantabria)

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.